Los pandas gigantes sólo pueden encontrarse en el oeste de China en las provincias de Sichuan, Shanxi y Gansu. Los científicos estiman que actualmente quedan menos de 2.000 pandas gigantes, de los cuales el 80% viven en Sichuan. Por suerte, fueron incluidos en la lista internacional de especies de flora y fauna en peligro de extinción. En los últimos años, se han dado pasos importantes para su conservación.

Con el fin de proteger a los pandas gigantes en el año 1987 el gobierno de Chengdu abrió la Chengdu Research Base of Giant Panda Breeding (Centro de investigación en la crianza de pandas gigantes de Chengdu), que imita el hábitat natural de los animales. Además, visitar el centro es también la forma más fácil de contemplar estos animales.